Érase una vez… ShowLeap (3/4)

En capítulos anteriores… ¿Que aún no has visto el segundo capítulo de «Érase una vez… ShowLeap»? ¡LÉELO!

Captura de pantalla 2014-10-07 a la(s) 17.33.30Llamadas de la prensa, cartas de felicitaciones de los rectores de la Politècnica de Valencia, invitaciones a mesas redondas, entrevistas en radios…¡Felicitaciones varias!

Durante unos dos meses, esto fue una constante en la vida de nuestros protagonistas. Estaban muy ilusionados y decididos a trabajar duro en ShowLeap pero, con tanto ajetreo, solo podían dedicarse a hacer gestiones y preparar la documentación que se les requería en Think Big, un programa de la Fundación Telefónica al que accedieron. Llegados a este punto, desafortunadamente, Nela tuvo que continuar con su tesis doctoral y dejó el proyecto, pero aún hoy día —desde la distancia— continúa alegrándose y animando a sus compañeros.

Pero, como decíamos, la cantidad de papeleo y gestiones necesarias empezaron a agotar a nuestros tres intrépidos estudiantes (¡Qué razón tenía Larra cuando escribió «Vuelva usted mañana»!). Zuzanna, Jordi y Rubén se vieron obligados a ponerse en contacto con José Marín-Roig Ramón, un profesor del Instituto Ideas de la Escola Politècnica Superior de Gandia que les invitó a ir de oyentes a sus clases de ‘Creación de empresas’. Aunque fuera un territorio indescifrable para tres frikis provenientes del mundo gaussiano, era imprescindible tener conceptos básicos de marketing y administración de empresas para poder optar a cualquier tipo de financiación para el proyecto. Y aquí nuestra historia llega a otro de sus puntos claves.

Teo y su portátil, nerviosos antes de la presentación en el MAAC de Microsoft
Teo y su portátil, nerviosos antes de la presentación en el MAAC de Microsoft © ShowLeap

Por caprichos de la vida, Zuzanna y Jordi se encontraron en la primera clase a la que asistieron con Teo, un estudiante de Comunicación Audiovisual (¡no pelirrojo!). Gracias a él ShowLeap pudo sacar adelante muchas presentaciones y todo lo relacionado con la creación de la marca, por lo que pronto le propusieron unirse al proyecto. ¡El equipo de ShowLeap empezaba a crecer!

Nuestros protagonistas tenían una idea, apoyo, visibilidad, ganas, ilusión, un Teo no pelirrojo con conocimientos de diseño, marketing y comunicación, y un proyecto sobre la Lengua de Signos Española… Pero, irónicamente, justo ahí es donde flojeaban. ¡Necesitaban a incorporar a alguien relacionado directamente con la LSE!

¿Quieres saber cómo continúa la historia? El próximo lunes 3 de noviembre, cuarto y último capítulo de «Érase una vez… ShowLeap».

Una respuesta a “Érase una vez… ShowLeap (3/4)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *