Érase una vez… ShowLeap (4/4)

En capítulos anteriores… ¿Que aún no has visto el tercer capítulo de «Érase una vez… ShowLeap»? ¡LÉELO!

En ‘Think Big’, el programa de la Fundación Telefónica, nuestros protagonistas tenían que presentar mensualmente sus avances mediante videoconferencia con un tutor. En estas reuniones se encontraban cada mes con otros cuatro proyectos, y uno de ellos les llamó la atención: una chica —la creadora del proyecto— aparecía en pantalla, signando la presentación. Nuestros Telecos se quedaron con su cara y en la próxima reunión que tuvieron junto a otros proyectos del programa ‘Think Big’ (en la Universitas Telefónica de Barcelona) conocieron a Almudena, que así se llamaba la misteriosa chica. Ella necesitaba tiempo para su propio proyecto, pero nos puso en contacto con Carmen, una amiga suya, intérprete de Lengua de Signos Española. Et voilà! ShowLeap completaba con ella su departamento lingüístico.

El proyecto estaba cada vez más definido, pero llegó el fin de curso y los exámenes finales empezaron a agobiar a nuestro equipo, que bajó el pistón. En uno de esos odiosos e interminables días de estudio, Jordi recibió un misterioso mensaje en su Facebook:

«¡Hola Jordi! Antes de nada, enhorabuena por vuestro proyecto sobre la traducción “oral” del lenguaje de signos. Soy Javi, licenciado de Matemáticas de 24 años de Madrid y estudiante del Máster de Ingeniería Matemática. Quería preguntaros si habría alguna remota posibilidad de poder colaborar con vosotros en el proyecto que estáis desarrollando, porque me parece una pasada.»

Así es, a Messi se le fichó en una servilleta, y a Javi —el matemático de ShowLeap— mediante un mensaje en Facebook con un final muy madrileño: «me parece una pasada». Dio la casualidad de que Zuzanna tenía que viajar a Madrid como representante del proyecto y se decidió a quedar con él, aunque no sabía muy bien qué iba a encontrarse. Resultó ser igual de friki que nuestros Telecos, por lo que no dudaron en acogerlo en la gran familia ShowLeap (o sí, ¡quién sabe!). El caso es que Javi era la pieza que le faltaba al puzzle: un matemático, con un punto de vista diferente, que podría aportar múltiples soluciones a problemas diversos.

Poco después ShowLeap empezó a trabajar con Miriam, una amiga de Jordi que acababa de terminar su Licenciatura Internacional en Administración y Dirección de Empresas. Miriam tuvo que abandonar el equipo al poco tiempo, pero todos pusieron de su parte para sacar adelante las tareas de gestión y administración a las que se iba enfrentando el proyecto.

equipoShowLeap

Y así es como nació y creció ShowLeap, a día de hoy una startup formada por seis jóvenes emprendedores que están trabajando para romper las barreras comunicativas de las personas sordas y lanzar al mercado el primer traductor de Lengua de Signos Española a voz, y viceversa, en tiempo real.

¿Te ha gustado la historia? ¡COMPÁRTELA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *