2016: ¿nuestro año?

Hace poco más de un año estrenamos este blog compartiendo con vosotros los primeros pasos de Showleap como proyecto (lo hicimos en cuatro partes: I, II, III y IV); y, la verdad, es que este 2015 ha dado para mucho. ¡Hacemos repaso!

Contenido de calidad en el blog

Era nuestro objetivo principal. Queríamos informar personalmente de los avances del proyecto, pero por encima de todo queríamos que el blog se llenara, con el tiempo, de contenido de calidad que fuera de utilidad para nuestros seguidores y para cualquiera que tuviera un mínimo interés por la tecnología o la lengua de signos.

A lo largo del año, desde nuestro departamento de Desarrollo hemos explicado las principales características de Leap Motion y también hemos entrado en su configuración, tanto a nivel usuario como para desarrolladores. Por su parte, Carmen Quiles, quien nos ha asesorado a lo largo de todo el proyecto en materia de LSE, ha publicado varios posts sobre la gramática básica de la Lengua de Signos Española.

Gracias a ello acabamos el año con muy buenas noticias en cuanto a posicionamiento: el blog de Showleap está entre los primeros resultados de búsqueda en Google para “funcionamiento leap motion”, “características leap motion” y “gramática lengua de signos”, por delante de grandes blogs de tecnología como Xataka o, respecto a la LSE, de la web del CNLSE o la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Nuevas incorporaciones

A mediados de año nos tuvimos que parar a pensar en el futuro del proyecto. Buscábamos inversión para continuar con el proyecto pero apenas teníamos experiencia y quizá no llamábamos a las puertas adecuadas. Nadie podrá decir que no lo intentamos, eso sí.

En verano, Emilio Guerra y Blanca Alonso se incorporaron al proyecto y, con nuevo organigrama, constituimos Showleap Ltd con seis socios fundadores.

Foro de inversión Madri+d

Tras varias gestiones en Madrid, nos reunimos con la red de inversores Business Angels Network madri+d y nos dieron la oportunidad de presentar nuestro proyecto en el XIX Foro de Inversión madri+d, punto de encuentro de proyectos y empresas tecnológicas que se encuentran en fases tempranas de desarrollo y que buscan financiación. Varios inversores se interesaron por Showleap y continuamos en contacto con varios de ellos, madurando posibles inversiones y/o colaboraciones que tienen muy buena pinta.

Internacionalización

Otra de las cosas de las que estamos muy orgullosos es de haber generado interés internacional. Hace unos meses, Clara Luz Álvarez, miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México e investigadora de la Universidad Panamericana, se puso en contacto con nosotros para presentar Showleap en América Accesible, un congreso en el que se debate sobre políticas de accesibilidad en todo el continente americano.

Apoyo del colectivo sordo

Conocer la opinión del colectivo al que te diriges es imprescindible para la viabilidad de cualquier producto. Y, por eso, estamos también particularmente satisfechos con este punto. Además del feedback que recibimos de los particulares y empresas que conocen el proyecto, hemos conseguido presentar nuestro prototipo en el Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE), organismo de titularidad publica que trabaja por la normalización de la LSE y contribuye a garantizar los derechos lingüísticos de sus usuarios.

Además de poder intercambiar opiniones y conocer las necesidades reales del colectivo sordo respecto a una tecnología como la que hemos desarrollado en Showleap, tras probar nuestro prototipo, la fundación ha redactado un informe con su valoración, tanto a nivel técnico como lingüistico, animándonos a continuar con su desarrollo y ofreciéndonos su colaboración para llevarlo a cabo. Otras entidades como la Fundación ONCE también tienen conocimiento del proyecto y lo están evaluando.

Y para 2016…

Para 2016 tenemos pendientes muchas cosas, aunque aún no os las podemos contar todas (¡siempre hay que guardarse algo!). Sí podemos deciros que, después de desarrollar el primer prototipo de nuestro traductor, hemos comprobado que nuestro producto es viable y ya estamos realizando las gestiones necesarias para conseguir la financiación que nos permita acelerar el desarrollo y poner a punto el software de traducción.

Además, estamos entre los 18 prefinalistas de StartUp Alcobendas, aceleradora a la que se presentaron más de 100 proyectos en su tercera edición. En enero sabremos si accedemos al programa —junto a otros ocho proyectos—, con todo lo que ello conlleva: formación, mentoring y acceso a empresas e inversores. De StartUp Alcobendas han salido empresas con muchísimo potencial, como Metrikea, que ganó la pasada edición y recientemente ha sido seleccionada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts como una de las 40 empresas con mayor potencial tecnológico de España.

Pronto os podremos contar más y —esperemos— mejor. ¡Vamos a necesitar vuestro apoyo! Hemos desarrollado el software de traducción al 90 % y ahora solo necesitamos un pequeño empujón que nos ayude a hacer posible esta gran labor social. Nosotros pondremos todas nuestras ganas.

ShowLeap cumple un año. ¡Despegamos!

ShowLeap cumple su primer año, un año de mucho trabajo para hacer realidad un proyecto muy ambicioso.

Durante todo este tiempo hemos conocido a muchas personas que nos han dado su apoyo y hemos conseguido crear un equipo comprometido con el proyecto. Ha sido un año duro, ya que teníamos que trabajar en el desarrollo de nuestro producto al mismo tiempo que buscábamos financiación para el proyecto. Hemos participado en diferentes concursos y programas en los que hemos llegado hasta las últimas fases, sin llegar a conseguir financiación; pero la verdad es que hemos aprendido mucho, y aprovechamos este post para agradecer a todas las personas y entidades la formación que nos han dado y el interés que han mostrado en nuestro proyecto.

Y ahora…

¿Dónde estamos y cuál es el futuro inmediato de ShowLeap?

ShowLeapPulseraMYO
Trasteando con la pulsera MYO © ShowLeap

A nivel de desarrollo estamos en la fase final de la creación del primer prototipo de nuestro traductor LSE-voz. Hemos realizado diferentes pruebas de reconocimiento de signos obteniendo muy buenos resultados, que compartiremos próximamente.

Tenemos un algoritmo escalable y fiable que nos permite no tener que depender del sensor que utilizamos (Leap Motion) y, en las próximas semanas, publicaremos más y mejor información sobre el estado de nuestro prototipo.

El camino se ha hecho más largo de lo que hubiésemos querido, pero el no haber tenido una financiación importante nos ha impedido acelerar el proceso. Han sido meses de mucho trabajo en los que hemos tenido que combinar nuestras vidas personales y profesionales con el proyecto, pero pesar de los sacrificios que hemos hecho todo el equipo hasta el día de hoy y de los momentos duros, estamos más convencidos que nunca de que pronto vamos a conseguir sacar al mercado un producto que esperemos ayude a mejorar ciertas situaciones del colectivo sordo: el primer traductor de lengua de signos a voz, y viceversa, en tiempo real.

Érase una vez… ShowLeap (4/4)

En capítulos anteriores… ¿Que aún no has visto el tercer capítulo de «Érase una vez… ShowLeap»? ¡LÉELO!

En ‘Think Big’, el programa de la Fundación Telefónica, nuestros protagonistas tenían que presentar mensualmente sus avances mediante videoconferencia con un tutor. En estas reuniones se encontraban cada mes con otros cuatro proyectos, y uno de ellos les llamó la atención: una chica —la creadora del proyecto— aparecía en pantalla, signando la presentación. Nuestros Telecos se quedaron con su cara y en la próxima reunión que tuvieron junto a otros proyectos del programa ‘Think Big’ (en la Universitas Telefónica de Barcelona) conocieron a Almudena, que así se llamaba la misteriosa chica. Ella necesitaba tiempo para su propio proyecto, pero nos puso en contacto con Carmen, una amiga suya, intérprete de Lengua de Signos Española. Et voilà! ShowLeap completaba con ella su departamento lingüístico.

El proyecto estaba cada vez más definido, pero llegó el fin de curso y los exámenes finales empezaron a agobiar a nuestro equipo, que bajó el pistón. En uno de esos odiosos e interminables días de estudio, Jordi recibió un misterioso mensaje en su Facebook:

«¡Hola Jordi! Antes de nada, enhorabuena por vuestro proyecto sobre la traducción “oral” del lenguaje de signos. Soy Javi, licenciado de Matemáticas de 24 años de Madrid y estudiante del Máster de Ingeniería Matemática. Quería preguntaros si habría alguna remota posibilidad de poder colaborar con vosotros en el proyecto que estáis desarrollando, porque me parece una pasada.»

Así es, a Messi se le fichó en una servilleta, y a Javi —el matemático de ShowLeap— mediante un mensaje en Facebook con un final muy madrileño: «me parece una pasada». Dio la casualidad de que Zuzanna tenía que viajar a Madrid como representante del proyecto y se decidió a quedar con él, aunque no sabía muy bien qué iba a encontrarse. Resultó ser igual de friki que nuestros Telecos, por lo que no dudaron en acogerlo en la gran familia ShowLeap (o sí, ¡quién sabe!). El caso es que Javi era la pieza que le faltaba al puzzle: un matemático, con un punto de vista diferente, que podría aportar múltiples soluciones a problemas diversos.

Poco después ShowLeap empezó a trabajar con Miriam, una amiga de Jordi que acababa de terminar su Licenciatura Internacional en Administración y Dirección de Empresas. Miriam tuvo que abandonar el equipo al poco tiempo, pero todos pusieron de su parte para sacar adelante las tareas de gestión y administración a las que se iba enfrentando el proyecto.

equipoShowLeap

Y así es como nació y creció ShowLeap, a día de hoy una startup formada por seis jóvenes emprendedores que están trabajando para romper las barreras comunicativas de las personas sordas y lanzar al mercado el primer traductor de Lengua de Signos Española a voz, y viceversa, en tiempo real.

¿Te ha gustado la historia? ¡COMPÁRTELA!

Érase una vez… ShowLeap (3/4)

En capítulos anteriores… ¿Que aún no has visto el segundo capítulo de «Érase una vez… ShowLeap»? ¡LÉELO!

Captura de pantalla 2014-10-07 a la(s) 17.33.30Llamadas de la prensa, cartas de felicitaciones de los rectores de la Politècnica de Valencia, invitaciones a mesas redondas, entrevistas en radios…¡Felicitaciones varias!

Durante unos dos meses, esto fue una constante en la vida de nuestros protagonistas. Estaban muy ilusionados y decididos a trabajar duro en ShowLeap pero, con tanto ajetreo, solo podían dedicarse a hacer gestiones y preparar la documentación que se les requería en Think Big, un programa de la Fundación Telefónica al que accedieron. Llegados a este punto, desafortunadamente, Nela tuvo que continuar con su tesis doctoral y dejó el proyecto, pero aún hoy día —desde la distancia— continúa alegrándose y animando a sus compañeros.

Pero, como decíamos, la cantidad de papeleo y gestiones necesarias empezaron a agotar a nuestros tres intrépidos estudiantes (¡Qué razón tenía Larra cuando escribió «Vuelva usted mañana»!). Zuzanna, Jordi y Rubén se vieron obligados a ponerse en contacto con José Marín-Roig Ramón, un profesor del Instituto Ideas de la Escola Politècnica Superior de Gandia que les invitó a ir de oyentes a sus clases de ‘Creación de empresas’. Aunque fuera un territorio indescifrable para tres frikis provenientes del mundo gaussiano, era imprescindible tener conceptos básicos de marketing y administración de empresas para poder optar a cualquier tipo de financiación para el proyecto. Y aquí nuestra historia llega a otro de sus puntos claves.

Teo y su portátil, nerviosos antes de la presentación en el MAAC de Microsoft
Teo y su portátil, nerviosos antes de la presentación en el MAAC de Microsoft © ShowLeap

Por caprichos de la vida, Zuzanna y Jordi se encontraron en la primera clase a la que asistieron con Teo, un estudiante de Comunicación Audiovisual (¡no pelirrojo!). Gracias a él ShowLeap pudo sacar adelante muchas presentaciones y todo lo relacionado con la creación de la marca, por lo que pronto le propusieron unirse al proyecto. ¡El equipo de ShowLeap empezaba a crecer!

Nuestros protagonistas tenían una idea, apoyo, visibilidad, ganas, ilusión, un Teo no pelirrojo con conocimientos de diseño, marketing y comunicación, y un proyecto sobre la Lengua de Signos Española… Pero, irónicamente, justo ahí es donde flojeaban. ¡Necesitaban a incorporar a alguien relacionado directamente con la LSE!

¿Quieres saber cómo continúa la historia? El próximo lunes 3 de noviembre, cuarto y último capítulo de «Érase una vez… ShowLeap».